Open Site Navigation
CONTACTO

Es aquella cantidad de dinero que un cónyuge le da a otro cuando se produce una ruptura matrimonial en la cual se da un desequilibrio económico entre las partes.

La pensión compensatoria ha de pedirse por quien entienda que se ha producido el desequilibrio económico con la separación o divorcio, y se concede siempre que dicha situación quede acreditada.

La pensión compensatoria puede convenirse entre las partes o bien pedirse judicialmente.

La pensión compensatoria no se debe confundir con la pensión por alimentos ya que su objetivo no es cubrir las necesidades básicas del cónyuge que la recibe. De igual modo, tampoco tiene el fin de equiparar el patrimonio de ambos. Como dijimos antes, tiene el propósito de 'compensar' el desequilibrio económico producido tras la separación.

Vamos a poner un ejemplo con el que seguro lo ve más claro. Imagine un matrimonio o una pareja de hecho en la que, antes de consolidar la relación, ambos cónyuges tenían sus respectivos trabajos. Sin embargo, tras ese momento, la mujer se queda embarazada y decide abandonar su puesto para cuidar de los niños mientras el hombre sigue trabajando.

Con el paso de los años, la pareja decide separarse. El hombre habrá desarrollado su carrera profesional durante esos años y, probablemente, tenga un puesto de trabajo fijo. En cambio, la mujer parte de una posición de desventaja para reinsertarse en el mercado laboral y recuperar los ingresos que tenía antes de contraer matrimonio. Es en este tipo de casos cuando los convenios reguladores de los divorcios suelen establecer pensiones compensatorias.

Podemos diferenciar dos en base a su duración en el tiempo:

  • Ilimitada. Es decir, sin limitación temporal. El cónyuge desfavorecido por el divorcio la cobrará de manera indefinida si el convenio regulador así lo determina.

  • Temporal. Deja de percibirse en el momento en el que el desequilibrio económico desaparezca. Esto puede deberse, por ejemplo, a la llegada de la edad de jubilación o a la consecución de un trabajo fijo, entre otros muchos aspectos.

Por su parte, la forma de pago también nos permite diferenciar dos tipos de pensiones compensatorias:

  • Pago único. Un cónyuge le paga al otro el total de la cuantía establecida. Es poco habitual que se haga económicamente. Lo más habitual es que este ceda su parte de la propiedad de la vivienda conyugal al otro para saldar la deuda. Conviene recalcar que la modalidad de pago único extingue el derecho a cobrar la pensión de viudedad en el futuro.

  • De forma periódica. Generalmente, cada mes, aunque se puede establecer otra frecuencia si así lo acuerdan las dos partes.

Tipos de pensiones compensatorias

¿Qué pretende la pensión compensatoria?

PENSIÓN COMPENSATORIA